Páginas vistas en total

sábado, 2 de julio de 2016

El Mensaje Oculto En El País De Las Maravillas

Hoy quiero traeros algo muy especial. Se trata de un análisis de las verdades psicológicas que se esconden en "Alicia en el país de las maravillas". Comencemos...

En primer lugar vamos a hablar de la caída angustiosa de Alicia por la madriguera. Sin duda se trata de una alusión a ese sueño tan recurrente en el ser humano en el que creemos caer al vacío sin ninguna duda. Al igual que Alicia cae irremediablemente por la madriguera nosotros caemos en nuestro sueño al vacío hasta que despertamos. Despertamos o dormimos...ya que la entrada al país de las maravillas es para el creador de Alicia la entrada al mundo del inconsciente.

En segundo lugar vamos con el conejo blanco. Todos recordaremos a ese ser nervioso siempre pendiente del reloj. Pues bien, no es nada más y nada menos que una alusión al trastorno de ansiedad. En sus repetidas insistencias de que Alicia llegue a su hora al té encontramos las conductas exigentes y paranoicas que muchas veces los mayores ejercen sobre sus hijos.

Sigamos relacionando los mayores con los niños hablando un poco del Sombrerero y Alicia. Ella es activa y quiere explorar (propio de una niña), sin embargo, él esta atado a los horarios y a las rutinas con su té infinito de las 6 en punto (propio de los adultos).

El encontronazo que tiene Alicia con la oruga no es para menos. En este caso encontramos una crisis de identidad en Alicia al no saber responder quien es realmente ante ese ser tranquilo que pregunta sin cesar. Esta "crisis" viene producida por ese eterno cambiar de tamaño que sufre la niña nada más terminar de caer por la madriguera.

Si nos vamos por otro lado, la vitalidad viene representada por el gato Cheshire el cual insiste, con una sonrisa en la boca, que siempre llegarás a donde quieras si andas lo suficiente.

Humpty Dumpty, el huevo, tiene también su "desequilibrio". Este ser habla con Alicia en un determinado momento en el cual le dice textualmente: "tienes la cara exactamente igual que los demás" lo cual hace referencia a un trastorno denominado prosopagnosia (incapacidad para reconocer las caras ajenas).

Las alucinaciones del tamaño (denominadas macropsia y micropsia) no se quedan fuera del cuento aunque es obvio donde las encontramos (no olvidemos que Alicia esta constantemente cambiando su tamaño a lo largo de toda la historia).

Por último, encontramos el síndrome narcisista y la intolerancia en la Reina Roja la cual no para de mandar ejecutar a todo aquel que ose ofenderle.


Sin embargo, no queda aquí la cosa. Muchos de los personajes representan algo propio de la vida del autor de la historia. La oruga fumadora representa a los fumadores de opio de la época de Lewis Carroll (autor) ya que en esa época fumar opio era legal. Por otro lado, el Sombrerero Loco no ésta loco porque sí, representa la "locura" de los fabricantes de sombreros de aquella época los cuales se veían afectados por muchas sustancias tóxicas que usaban al fabricar sus sombreros (como mercurio), por poner un par de ejemplos...

A pesar de todo esto el autor no quiso que esto fuera tan obvio y lo dejo claro con las siguientes palabras salidas de su boca: "es mejor centrarse en la lectura sin pensar en el significado lógico de cada capitulo".