Páginas vistas en total

miércoles, 14 de septiembre de 2016

La Mano Anárquica

Hoy comenzamos el día hablando de un trastorno neurológico bastante raro. Se trata del Síndrome del Dr. Strangelove (también denominado Síndrome de la mano ajena o anárquica), en el cual una de las dos manos del individuo funciona por libre, es decir, la persona mantiene la sensibilidad de la mano pero pierde por completo su control consciente.

Esta enfermedad fue descubierta en 1908 después de que un paciente, que hubiera sufrido un infarto cerebral en el hemisferio derecho, comenzara a sentir como su mano izquierda actuaba "con vida propia".

En los 90 años posteriores se consiguieron diagnosticar unos 37 casos. Algunos de ellos producidos por tratamientos experimentales contra la epilepsia (ya sabemos cómo era la medicina...) pero todos ellos con la misma característica común. Una de sus manos se había vuelto loca, extraña, ajena al control consciente y, en algunos casos, la mano anárquica se dedicaba a atacar al propio sujeto, vestirle o desnudarle e incluso se ha dado un caso de masturbación pública involuntaria producida por este síndrome.

El origen de esta patología parece estar en una lesión producida en el cuerpo calloso (estructura que une ambos hemisferios). Por lo que, produciendo una callosotomía o comisuroctomía (tratamiento para atenuar la epilepsia), sufriendo un golpe o una infección podemos perder el control voluntario de una de nuestras manos. Increíble.

En definitiva, hablamos de un síndrome que produce una gran interferencia en el día a día de los sujetos que lo padecen además de ser incurable por la medicina. Por lo menos en la actualidad.


Resultado de imagen de psicologia